Puede ser el individuo más grande jamás registrado, con seis metros de largo y casi tres metros de largo.

Las imágenes son cautivadoras. Un grupo de buceadores que se zambulló en el océano fuera de Oahi, Hawai, se encontró cara a cara con lo que podría ser el tiburón blanco más grande jamás registrado.

View this post on Instagram

This is a photo I took from yesterday that really justifies this sharks size with @oceanramsey swimming just underneath her pectoral fin. The reality is that this experience should not be such a rare event. White sharks and most species of sharks are disappearing at a alarming rate. There are so many human impacts, but the biggest reason that these impacts on shark populations continue is the perception that sharks like Deep Blue are monsters and that they are actively targeting humans as a food source. This perception and fear of sharks stops people from caring enough to make a change. However I’m seeing the change in perception grow and it needs to keep growing. This caption below is a repost from @originaldiving – – – – – – If this photo demonstrates one thing, it's that sharks are not man-eating monsters to be feared or hunted, they are beautiful, living marine creatures that should be respected and protected – shark numbers are dwindling from fishing pressures and by spreading awareness you can help international efforts to preserve these gentle giants. #cagethefear #replacefearwithfacts #ApexPredatorNotMonster #helpsavesharks #savingjaws diving with @oneoceandiving team @mermaid_kayleigh @forrest.in.focus @camgrantphotography

A post shared by Juan Oliphant #JuanSharks (@juansharks) on

Según explica el portal Insider los buzos se encontraron con el tiburón mientras vigilaban el cadáver de una ballena que se estaba descomponiendo en la costa. Atraído por el olor, el tiburón hembra, que además estaba en embarazo, llegó a la zona mientras el resto de pequeños tiburones se empezaron a dispersar.

«Era simplemente una gigante hermosa y gentil que quería usar nuestro barco para rascarse. La vimos desde el amanecer y se quedó con nosotros todo el día», explicó la bióloga marina Ocean Ramsey a Insider. Aunque aún no hay datos precisos sobre el tamaño del tiburón, han estimado que mediría unos 20 pies ( 6 m) de largo y ocho (2.43 m) de alto.

Aparte de su gigantesco tamaño lo que sorprendió a los biólogos fue encontrarse con un tiburón blanco en Hawái, pues estos suelen merodear en las costas de California donde el agua es más fría que la de la isla. De hecho, tienen la sospecha que el tiburón con el que se encontraron se trata de “Deep Blue”, el tiburón blanco más grande que se había registrado hasta el momento y que fue visto anteriormente en la Isla de Guadalupe, en México. La diferencia es que esta vez estaría en periodo de gestación. Sin embargo, hasta el momento se trata de una hipótesis no confirmada.