En la isla Cerdeña (Italia) encontraron un cachalote hembra muerta, en su interior encontraron 22 kilos de plástico informo la organización Seame Sardinia, el cachalote estaba preñada ya que se ha hallado un feto de 2 metros de largo en avanzado estado de descomposición.

Tras el hallazgo, los técnicos comprobaron que el cetáceo había ingerido kilos de plásticos, entre los que se encontraban platos, sedales, redes o bolsas.

Los bomberos ayudaron a levantar el cadáver de la ballena. Las pruebas toxicológicas ayudarán a los investigadores a determinar la causa exacta de la muerte, aunque Seame Sardinia planea preservar el esqueleto del cachalote para crear conciencia sobre los daños de los plásticos que contaminan el océano.

A partir del año 2021, la Unión Europea  vetará los plásticos de un solo uso, como platos, cubiertos, pajitas o bastoncillos para los oídos.