¿Conoces algún perro pastor alemán blanco como la nieve?

Hope for paws una fundación de rescate animal con sede en Los Ángeles, California, de la mano de uno de sus colaboradores Eldad Hagar,nos traen hoy una historia de valentía y coraje en medio del desierto.

Los perros pastor alemán, son unos canes hermosos, con un pelaje bien definido, generalmente los conocemos con sus colores amarillo con negro o sus combinaciones, el protagonista de hoy es alguien especial es un pastor alemán color blanco, una raza de pastor alemán algo difícil de encontrar y muy hermosa, que lamentablemente fue abandonado en el desierto.

Venus, la protagonista de esta historia, fue localizada por la policía, merodeando por el desierto, con temperaturas que superaban los 100 °F, de inmediato se llamo al equipo de Hope for paws.

Debido a las altas temperaturas del lugar Venus debía satisfacer su sed con los pozos formados por las aguas lluvias, el perro, paseaba el desierto de un lado al otro, atravesando constantemente una avenida que pasaba por el lugar, tenia lastimada una de sus patas traseras y se veía físicamente agotado, atraparlo para brindarle la ayuda que necesitaba no iba a ser una tarea fácil.

Durante todo el día el equipo de Hope for Paws intento acercarse al perro, pero fue imposible, era notorio que tenia un rechazo total contra los humanos debido al maltrato y abandono por el que paso; había que tomar otras medidas para lograr capturarlo; la decisión no fue fácil, pero se debía recurrir a usar una pistola con dardo tranquilizante, con el fin de dormir al perro, para poder capturarlo y brindarle la ayuda que necesitaba.

El dardo fue disparado con éxito, inmediatamente los rescatistas corren hacia el perro, son momentos de mucha tensión, cuando el perro cae desplomado por el sedante, es impresionante ver como Venus el perro al ver a los humanos intenta salir corriendo, tiene miedo, siente que puede ser maltratado de nuevo, de inmediato el humano le habla diciéndole que todo estará bien y que no tiene nada que temer, el sufrimiento a terminado.

De inmediato Venus es colocado en una cobija y llevado a la unidad móvil veterinaria, con el fin de prestarle los cuidados médicos necesarios y evaluar el estado de salud del perro.

El proceso de sacar al perro del desierto duro todo el día, llegada la noche Venus es trasladada a un hogar de paso, donde se le pondrá cómoda y se esperara a que pase el efecto de la anestesia para saber como evoluciona.

Pasadas las 3 de la madrugada Venus empieza a abrir sus ojos, es increíble ver esa mirada de Venus, el perro esta totalmente impactado, sus ojos reflejan el miedo y el temor hacia los humanos, llore realmente viendo esto, es algo desgarrador.

Con caricias, palabras bonitas y amor, el rescatista empieza a transmitir a Venus que no tiene nada que temer, que esa vida de dolor había llegado a su final y que solo querían ayudarla para que iniciara una nueva vida.

En la mañana siguiente Venus es llevada al hospital veterinario, donde le dan un baño y le prestan otras atenciones, finalmente el pelaje blanco de Venus brilla de nuevo y a la espera de encontrar un hogar lleno de amor.

Te puede interesar: Linda una perrita que volvió a la vida