Cuadros de la época victoriana del siglo XIX, carteles de películas protagonizadas por mascotas, como Lassie, o una pantalla interactiva que te dice a qué raza de perro te pareces más, son algunas de las sorpresas que esconde el Museo del Perro, que abre sus puertas en Nueva York el próximo 8 de febrero de 2019. 

Se trata de una reinauguración, ya que en realidad sus puertas abrieron en Manhattan en 1982, aunque entre 1986 y 2017 el museo se trasladó a la localidad de Saint Louis, en Missouri. Ahora, dice Fausel, «para celebrar el arte del perro» este museo ha vuelto para quedarse y conseguir más visitantes.

El edificio donde cuenta con dos amplias salas de exposiciones y una biblioteca con 15.000 volúmenes sobre perros en pleno Manhattan. «Empezamos en Nueva York, pero por falta de espacio el museo se movió a Saint Louis, aunque estaba muy lejos de la ciudad y no teníamos muchos visitantes, así que cuando movimos el AKC (American Kennel Club). las nuevas oficinas también nos trajimos de vuelta el museo», explica con satisfacción.