Para todas las parejas de humanos que buscan traer un hijo al mundo, una de las cosas que mas incertidumbre genera, es el conseguir una persona de confianza que se encargue del cuidado del bebe, luego de determinar las licencias de los padres y por lo cual deben volver a su trabajo u obligaciones diarias.

La historia que les contamos en este articulo, es algo aterrador y tuvo su centro en Carolina del Sur (Estados Unidos).

La familia Jordan tuvieron un hermoso hijo, al cual pudieron criar durante sus primeros siete meses de vida, los Jordan tambien tenían un perro de nombre Killian un pastor aleman cruzado color negro; cuando la licencia de sus trabajos termino, los Jordan tuvieron que empezar a conseguir una persona de confianza que se pudiera encargar del cuidado de su hijo.

Después de algunos meses de búsqueda, lograron encontrar una niñera de 22 años de edad, la cual cumplía con todos los requisitos y había pasado todos los filtros de seguridad.

Confiando en la buena voluntad de la niñera y en su profesionalidad, los Jordan abrieron las puertas de su casa a esta mujer y dejaron a su hijo en sus manos.

Pero al cabo de unos meses los Jordan comenzaron a notar que Killian su perro, se comportaba extraño y muy agresivo hacia la niñera, por lo cual tuvieron que encerrar en varias ocasiones al perro para evitar que mordiera a la niñera.

Los Jordan como conocían muy bien a su perro, sospecharon que algo no andaba muy bien en casa cuando ellos se ausentaban, por lo cual decidieron dejar un teléfono celular grabando un día y asi poder escuchar lo que pasaba en casa cuando ellos se ausentaban.

Al escuchar la grabación escucharon lo peor; al principio ellos tenían el pensamiento que la niñera maltrataba el perro y por esta razón el perro se comportaba asi con ella, pero lo que sucedía era algo mucho peor.

En la grabación se podían escuchar los gritos y el llorar del bebe, luego de que la niñera lo gritaba e insultaba con palabras que no deberían decírsele a un niño, killian al ver el comportamiento de la mujer con el bebe, ladraba y trataba de intimidarla para que dejara de maltratar al bebe, pero la niñera le pegaba al perro y lo encerraba.

Pero eso no fue todo, los Jordan podían escuchar claramente en la grabación como la niñera le pegaba bofetadas al bebe cuando no dejaba de llorar o no le hacia caso.

Inmediatamente los Jordan, sacaron a esta mujer de su casa y colocaron la denuncia en la policia, la mujer fue setenciada a 3 años de prision y fue insertada en las bases de datos como una mujer peligrosa para los infantes, por lo cual nunca mas volvería a ejercer de niñera.

Los Jordan se sienten agradecidos con su perro Killian, ya que gracias a su perro, pudieron darse cuenta que el bebe estaba sufriendo y lograron desenmascaran a esta peligrosa mujer.

En muchas ocasiones y situaciones de la vida, los perros tienen mas sentimientos que los humanos, y están dispuestos a luchar por los seres que ellos aman.