Scout y Charlie, una amistad envidiable.

La amistad y el amor, son dos de los conceptos mas difíciles de entender entre los humanos, y como el ser vivo «razonable» en la tierra, muchas veces nos cuesta entender verdaderamente el significado de estas dos palabras; en varias ocasiones los animales nos enseñan mas acerca del verdadero significado de ello, así como lo veremos en la siguiente historia, algo hermoso y desgarrador, pero que nos deja una enseñanza que espero podamos aplicar.

Scout un gatito y Charlie un perrito, compartieron muchos años de su vida juntos.

Cuando Scout llegó a la casa de la familia, era un pequeño gatito de tan solo 5 semanas de nacido, toda una ternura para aquellos que hemos tenido la oportunidad de tener un animalito bebe en casa; para la familia tener una mascota no era algo nuevo, ya que en la casa de familia ya vivía una perrita llamada Charlie desde hace mas de 10 años, lo que la convertía en un miembro mas de la familia, los humanos estaban algo preocupados por la llegada del nuevo miembro, ya que tenían la leve sospecha de generar algo de envidia y celos en Charlie y temían que no se pudieran llevar bien.

Para sorpresa de todos, la reacción de Charlie con Scout fue todo lo contrario, a pesar que Charlie ya tenia una edad avanzada para un perrito, esto no le impidió ser amorosa y cariñosa con Scout, jugaban juntos, dormían y comían juntos, pues Charlie sabia que Scout no tenia malas intensiones.

Al paso del tiempo Scout se hizo un gato adulto, pero las cosas no cambiaron, seguían jugando y compartiendo cualquier momento juntos; pero nada es para siempre, Charlie ya tenia una edad avanzada y fue diagnosticada con cáncer, lo cual la llevo a la muerte.

Scout quedo devastado, al perder a Charlie su mejor amigo, se volvió un gatito triste, casi no comía y tampoco dormía.

Su humano, al ver como Scout estaba devastado por la perdida de Charlie tuvo la idea de colocar en su tableta, vídeos de Charlie, con el fin que Scout pudiera verla y así recordar todos esos momentos que pasaron juntos, aunque el humano no sabia si iba a funcionar, decidió intentarlo; coloco tu tableta y Scout al escuchar el ladrido de Charlie empezó a buscarlo, paso varias noches durmiendo al lado de la tableta y viendo los vídeos que le colocaron de su amigo.

Esta idea maravillosa, ayudo a Scout a recuperar su vida y superar el duelo que tenia por su amigo, con el pasar del tiempo Scout aprendió a jugar solo y ser un gato feliz al lado de su familia, escalando todo lo que encontrara en la casa.

Scout recupero su buena apariencia y aunque tal vez nunca olvidara a su amigo, aprendio a vivir sin el. Ellos dos nos dejan una buena enseñanza de lo que es el amor y la amistad verdadera.