Mookie una hermosa y divertida perrita, vivia su vida con tranquilidad en compañía de su mama humana Mercedez y su hermano perruno Roofus.

Mercedez siempre los llevaba a pasear por los bosques o a que se divirtieran en la playa, son dos perros totalmente divertidos, que les gusta estar saltando, jugando en la area y sobre todo bañándose en el mar.

Un día, mercedez noto que algo no andaba bien con Mookie, ya que al caminar o correr, cojeaba de una de sus patas, por lo cual decidió llevarla a su medico veterinario de confianza.

Mookie penso que se trataba de algo pasajero o que tal vez la perrita se habia lastimado en una de sus muchas aventuras, pero las cosas no fueron asi, Mookie fue diagnosticada con un osteosarcoma, lo que traduce, cancer en el hueso de su pata.

El cancer, una enfermedad que puede afectar a muchos seres vivos sobre la tierra, y que a día de hoy no tiene una cura especifica, salvo se detecte a tiempo, puede curarse con la amputación del miembro afectado, transplante de algún organo, etc.

Para Mookie, su cancer no estaba muy avanzado y no habia hecho metastasis en ninguna otra parte de su cuerpo, por lo cual la solución mas apropiada para salvar la vida de la perrita era amputar su pata.

Pero este no solo era el problema, la cirugia tenia un costo de 6000 dolares, un costo que su dueña no podia costear.

Pero el amor por sus perros era mas grande que el dinero, por lo cual Mookie decidio abrir camapañas de recoleccion de dinero por internet, redes sociales y compañias de animales.

Estas campañas fueron un total éxito y Mercedez pudo recolectar el dinero para la cirugía de Mookie, la cual fue operada y ahora esperaba afrontar su nueva vida sin una de sus extremidades.

Mookie ahora debe iniciar una nueva vida.

Esta nueva etapa en la vida de Mookie y Mercedez fue algo devastador, ya que al principio Mookie se sentía con la moral baja y con pocas ganas de vivir, ya que al perder una de sus extremidades, la diversión no iba a ser la misma.

Pero Mookie se equivocaba en ese aspecto, gracias a su hermano Roofus y su mama Mercedez, Mookie pudo recuperar la confianza en si misma y pudo ir recuperando poco a poco la vida que tenía.

Conoce la historia de esta valiente perrita en el video a continuación.