Este joven, vive en su casa con sus dos amigos de cuatro patas, y un dia cualquiera al llegar a casa los sorprendio peleandose como dos completos desconocidos, ¡pueden creerlo!, los dos hermanitos estaban totalmente agarrados.

Asi que el joven, hizo entrar al mas grande de ellos a la sala de su casa y al pequeño lo dejo en el jardin esperando; el joven esta completamente enfadado con ellos y su regaño es tan duro y directo que la mascota mayor, entiende el mensaje e intenta por todos los medios pedirle disculpas a su humano, agacha la cabeza y entiende que lo que hizo estuvo mal.

Despues de un rato con sus patitas intenta disculparse con su humano, pero el sabe que tiene que ser fuerte para que entiendan que lo que hicieron estuvo mal, aunque por dentro se estuviera muriendo por abrazarlo.

Segun un estudio de 2009, los perros no se sienten culpables y cuando vemos la reveladora mirada culpable en sus rostros, solo estamos asignando emociones humanas porque creemos que saben lo que hicieron mal.

Si queremos regañar a nuestro perro es necesario hacerlo en el momento de la infraccion, los perros viven el momento y no tienen una memoria larga como nosotros, si lo regañas un tiempo despues de la infraccion, es como si no le hubieras dicho nada.