Todos aquellos que hemos tenido la oportunidad de tener un minino sabemos que es todo un desafio bañarlos con agua, no importa cuanto te esfuerces, porque el agua este a una temperatura adecuada, por adecuar bien el espacio para que se sienta comodo, por consentirlo, al final terminaras aruñado y con una pelea constante para que se deje mojar, aunque no todos los gatos sufren de este panico, la mayoria tienden a padecerlo, pero, ¿Por qué odian el agua?.

Esta demostrado que realmente los gatos no necesitan el agua para estar limpios, su saliba produce una sustancia que actua como detergente que ayuda a eliminar la grasa y su lengua es lo suficientemente aspera para eliminar la suciedad de su pelaje; pero aun asi amamos que tomen una ducha de vez en cuando.

Realmente a los gatos no les gusta el agua porque les hace sentir mas pesados y los gatos odian estar incomodos, ademas el sistema respiratorio de los gatos es delicado lo que podria llevarlos a contraer alguna enfermedad.

Otra de las razones son motivos geneticos, ya que los antepasados de los gatos domesticos vivian en el desierto, por lo cual no tenian mucha experiencia con el agua.

Asi que si quieres que tu gato le guste el agua, lo mejor es acostumbrarlos desde muy pequeños y darle todos los cuidados necesarios cuando tomen una ducha.