Si eres muy observador con tu mascota has notado que tu perro o tu gato hacen movimientos involuntarios en el caso de los perros ellos mueven las patitas, lloriquean, gruñen, mueven la cola y mueven las narices.

En caso de los gatos ellos hacen diferentes movimientos como mover sus ojos rápidamente tras los párpados, sus oídos, sus bigotes, sus garras y su cola son sacudidos vigorosamente, como reflejando las acciones en su sueño.

Al igual que los humanos los perros y gatos sueñan alternan fases de sueño de onda lenta con fases de sueño profundo o REM (Movimiento Ocular Rápido) y es, en este estado REM, cuando todos soñamos.

¿Pero con que sueñan nuestras mascotas?

Una investigadora de la Universidad de Harvard asegura que no solo pueden soñar sino que sus sueños no son tan distintos a los de los humanos. La doctora Deirdre Barret es profesora y psicóloga clínica y evolutiva en la escuela de medicina de Harvard.

Con respecto a los perros, Barret tiene una teoría. Los humanos sueñan sobre las cosas que les interesan, solo que de una forma más visual y menos lógica. “No hay razón para pensar que nuestras mascotas sean diferentes. Como generalmente los perros están muy unidos a sus humanos, es muy probable que tu perro esté soñando con tu rostro, tu olor y con complacerte o molestarte”. Así que si ves a tu pequeño moviendo sus patitas es posible que sueñe que está corriendo.

Los gatos, más independientes, optan por soñar con ratones, al igual que los perros, los gatos manifiestan en sueños reflejos de sus propias rutinas y comportamientos diarios, la diferencia entre ambos se encuentra en la duración de sus fases REM y en la frecuencia de éstas, que suele ser aproximadamente el 30% del total de sus horas de descanso.