El síndrome del nadador es una anomalía genética o ambiental que afecta a los perros cachorros, lo que los hace ser débiles en las extremidades por lo cual no pueden caminar o mantenerse en pie, generalmente siempre tienen el pecho pegado al suelo y sus extremidades totalmente extendidas.

Este síndrome se fue desarrollando debido a la cría indiscriminada de perros en algunas partes del mundo, lo que llevo a los humanos a cruzar perros de las mismas familias, es decir, padres con hermanos, hijos, etc.

En una época se llego a pensar que los perros con esta enfermedad no tenían cura, por lo cual muchos perros llegaron a ser sacrificados, debido a lo difícil de su condición, esta enfermedad puede afectar a cualquier raza de perro, pero es más común ver esta enfermedad en razas de menos tamaño.

Generalmente esta enfermedad es detectada cuando los perros empiezan a caminar que generalmente es al primer mes de vida, si detectas algo anormal en tus cachorros o que no pueden caminar con normalidad, llévalo al profesional veterinario inmediatamente.

Para tratar esta enfermedad es necesario seguir una serie de rutinas o terapias con el fin de dar más sensibilidad a las extremidades de los canes o en algunas ocasiones la enfermedad suele desaparecer con el tiempo a medida que el cachorro va creciendo y va fortaleciendo sus musculos.

Todo humano que tenga un perro con este síndrome, deberá entender que la mejor solución no es sacrificarlo o abandonarlo, buscando la ayuda necesaria el tratamiento no es costoso y lo puedes llevar a cabo en casa, deberas dedicar tiempo a tu perro para que puedan superar esta situación juntos y asi tanto tu como tu perro retomen su vida y estilo de vida común y corriente.

Ahora compartimos con ustedes el siguiente video, donde podrán ver de cerca el tratamiento adecuado y todo lo que debes hacer para poder devolver a tu peludito su calidad de vida.