Muchos amantes de las mascotas participan en eventos reales de bodas de animales, con trajes, vestidos, arcos y obsequios, dando mucho tiempo, esfuerzo y dinero a la decoración de la boda. Estas bodas de animales ya no son infrecuentes hoy en día de lo contrario son mas frecuentes.

La primera ola significativa de bodas de animales invadió Japón en los años 90, y fueron atendidas principalmente por perros. Cosían hermosos vestidos para las novias, llevaban velos, y los novios alardeaban de trajes con mariposas. Al mismo tiempo, el matrimonio fue incluso registrado oficialmente, marcando a los animales en los pasaportes veterinarios.

Un poco después esto se extendió por America, Europa diferentes países transfieren sus costumbre nacionales y tradiciones, los estadounidenses piden limosinas de prestigio para estas ocaciones así como los servicios de una iglesia al aire libre. A los europeos les gusta elegir castillos antiguos, grandes granjas y organizar varias fiestas temáticas como lugar de celebración.

Una de las bodas más caras fue organizada en Tailandia para gatos, en 1996. El dueño del novio de esta boda costó más de 16 mil dólares. Y la dote de la novia se estima en más de 22 mil! Pero, los anfitriones no se molestaron, ya que a la boda asistieron más de 500 invitados, que entregaron a los «jóvenes» en total, más de 60 mil dólares.

Bodas de cerdos en 2007 una boda preciosa y costosa fue celebrada por los cerdos almizcleros Huang Pu Pu Pu y Shu Fu Ko, su matrimonio debería ser particularmente exitoso, ya que el cerdo dorado se contrae cada año (según el calendario chino, esto sucede cada 60 años).

En Gran Bretaña, la boda de los conejos, que fue celebrada por un verdadero sacerdote, hizo mucho ruido. Se dice, sin embargo, que la novia se casó por cálculo. El novio pesaba hasta 20 kg.