Un perro de cuatro años raza Jack Russell llamado Hook había salido a caminar con su dueño Kevin McKenna cerca de Lennoxtown.

El Sr. McKenna y su familia trataron de convencer a Hook de que saliera del agujero que había hecho, pero estaba atascado, por lo cual tuvieron que llamar a los bomberos de rescate de la zona.

Los bomberos usaron una cámara telescópica para encontrar al perro, y luego pasaron varias horas durante dos días cavando toneladas de tierra y piedra para liberarlo.

El Servicio Escocés de Incendios y Rescate fue alertado a eso de las 16:20 del sábado, los bomberos tuvieron que suspender su operación de rescate cuando oscureció, antes de reanudar sus esfuerzos al día siguiente.

Hook fue liberado a las 09:00.

El gerente de la estación Brian Byrne dijo: «Fue una gran sensación poder reunir a Hook con su dueño.
«Nuestros bomberos trabajaron incansablemente en equipo, utilizando equipos especializados de última generación, así como cavando manualmente lo que probablemente ascendió a cinco toneladas de tierra y piedras.

«En lo que fue una tarea físicamente exigente, nuestras tripulaciones demostraron una extrema profesionalidad y compasión en todo momento, y demostraron exactamente lo que significa ser bombero».
Stephen Cobain, el cuñado del dueño de Hook, dijo: «Cuando Hook fue rescatado, todos sentimos un gran alivio.

«Lo llevamos al veterinario para que le hicieran un chequeo y está totalmente bien, ahora está saltando como si no hubiera pasado nada.
«Fueron unos días duros y emotivos, pero los bomberos hicieron un trabajo fantástico.

«Muchas gracias de parte de toda nuestra familia».

Fuente: BBC Noticias