En el rio Milwaukee, en Wisconsin (Estados Unidos) un hombre pasaba por el lugar y vio que un perro dio un mal paso y desapareció en el agua inmediatamente el hombre llamo a los miembros de la guardia costera y ellos fueron a rescatar a el perro en un bote inflable y trajes para resistir las bajas.

El operativo que parecía sencillo termino ser complicado cuando el can asustadizo en ves de lanzarse a los brazos del rescatista se alejo de el, los escombros que flotaban en el río hicieron aún más difícil la tarea del guardia costero.

Acompáñame a ver el video